¿Cuál es la mejor alimentación antes de entrenar?

Seguro que no te descubrimos nada nuevo si te decimos que tu alimentación repercute directamente en tu estado físico y anímico. De hecho, la popular frase “somos lo que comemos” es mucho más literal de lo que puedes pensar.

Con el entrenamiento ocurre algo parecido y lo que ingiramos antes, durante y después de cada sesión será de vital importancia en términos de rendimiento y recuperación. ¿Quieres saber qué deberías comer antes de hacer ejercicio? Te lo contamos a continuación para que comprendas el gran papel que juega la alimentación en todos los ámbitos de nuestra vida.

Olvídate de entrenar con el estómago vacío

Muchos deportistas optan por entrenar con el estómago vacío, especialmente cuando lo hacen a primera hora del día. Este gusto constituye un error que puede pasar factura, ya que para practicar cualquier actividad física es necesario contar con un mínimo de energía que solo la alimentación es capaz de aportar.

Eso sí, es importante que, lo que vayas a ingerir antes de entrenar, lo hagas al menos una hora antes (aunque todo depende del tipo de alimentos que ingieras) para tener tus reservas de energía cargadas y que tu digestión no te cause malestar mientras practicas ejercicio

Selecciona con cuidado tu alimentación pre entreno

Ahora bien, ¿qué alimentos son más aconsejables para tomar antes de entrenar? Los alimentos bajos en grasas y los alimentos ricos proteínas con un alto contenido en fibras e hidratos de carbono son los perfectos para consumir antes de una sesión de ejercicio.

Estos alimentos resultan fáciles de asimilar por parte del organismo, no te dejarán una sensación de pesadez y te permitirán obtener la energía que necesitas de la manera más rápida. Traducido en grupos de alimentos, los mejores antes de entrenar son la pasta, el arroz, los cereales, la frutas… Todos ellos son alimentos adecuados que además puedes ingerir en momentos más próximos al entrenamiento y que te proporcionarán la energía que necesitas para rendir a tope.

De todas formas, esto no quiere decir que no puedas ingerir alimentos ricos en proteínas y grasas saludables aunque si optas por comida rica en estos nutrientes, procura que el tiempo transcurrido hasta el entrenamiento sea mayor (una hora y media o dos). Gracias a estos alimentos asegurarás un correcto funcionamiento de tu sistema muscular y tendrás una mejor recuperación posterior.

alimentación antes de entrenar

¿Qué pasa con los líquidos?

Obviamente, el consumo de bebidas como agua o zumo son totalmente recomendables antes de entrenar, siempre en una proporción adecuada que después no te cause malestar o excesiva sensación de “encharcamiento”.

Una curiosidad: el café es otro gran aliado antes de entrenar ya que potencia el rendimiento, ayuda a reducir el dolor muscular y disminuye la percepción de esfuerzo según un estudio realizado en el Área de Nutrición Deportiva de la Universidad Internacional de La Rioja y basado en las afirmaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Tomar una tacita de café media hora antes de hacer ejercicio resulta muy beneficioso siempre y cuando no tenga una concentración demasiado elevada que pueda provocar otros efectos secundarios como nerviosismo, ansiedad, cefaleas…

Y por último, los batidos que puedes adquirir en tiendas de nutrición deportiva es otra de las opciones por las que puedes decantarte para conseguir la energía que necesitas para enfrentarte a una sesión de entreno. Contienen todos los nutrientes necesarios para que dispongas de una energía ligera que te permita optimizar el rendimiento de tu sesión de ejercicio.

Si estás preparando un planing para mantenerte en forma este verano, además de seguir estos consejos sobre alimentación, también puedes revisar nuestros deportes veraniegos recomendados. Seguro que una perfecta combinación de nutrición y ejercicio conseguirá que te mantengas en forma durante estos meses.